Atacan centros de rehabilitación en Ciudad Juárez

   
Rate this video
Video Screenshots
1/6
Atacan centros de rehabilitación en Ciudad Juárez
Posted December 7, 2010 | by armandogonzalez | Views 502 | 05:38
News & Politics | Add to Favorites |   Report
Dos centros de rehabilitación para adictos fueron atacados a balazos ayer de forma simultánea dejando un saldo de 4 personas muertas y ocho lesionadas. La agresión fue perpetrada por un grupo de hombres jóvenes y casi frente a un convoy de agentes de la Policía Federal (PF), quienes prácticamente los dejaron "trabajar" y luego les permitieron salir de la zona tranquilamente, de acuerdo con versiones de testigos. En el Centro Anexo de Liberación y Adicciones, ubicado en el cruce de las calles Bario y Ramón Aranda, de la colonia Aldama, tres personas fueron acribilladas. Éstas fueron identificadas extraoficialmente como Tomás Rodríguez Gutiérrez, de 30 años de edad y Miguel Martínez Pineda, de 60, además de un hombre conocido únicamente como "El Pastor", de entre 25 a 30 años. Mientras que en el centro denominado Alcance Victoria, ubicado en Juan Balderas y Hospital de la colonia Francisco I. Madero, fue muerto el encargado, un hombre de entre 40 a 42 años y cuya identidad desconocían anoche las autoridades. Los ataques se registraron aproximadamente a las 17:00 horas y, según vecinos de ambos centros de rehabilitación, las balaceras se prolongaron por más de 20 minutos e incluso hay quienes indicaron haber escuchado la detonación de granadas y observaron fumarolas. Los primeros datos de criminalística de campo obtenidos de manera extraoficial indican que los sicarios utilizaron un arma de fuego Barrett M82 calibre .50, un fusil de aplicaciones especiales con mira telescópica que emplean diversos ejércitos del mundo, y que comúnmente se le conoce como matapolicías.
"Se oyeron muchas detonaciones de bala, muchas, parecía una guerra... eran unas trocas grises de esas del año, eran cinco muebles. Una color arena y como dos blancas y puro chavalito disparando cuerno de chivo, de todo", expresó una mujer que todavía temblaba al hablar y quien permanecía atónita junto a uno de los cordones instalados en la calle Bario. "Yo estaba aquí en la calle a una cuadra y vi las trocas y dos carros, eran los sicarios, que se toparon casi de frente con los federales después de que mataron a los muchachos del albergue. Pero ellos (los federales) no les dijeron nada, dejaron que se fueran", señaló angustiado un testigo de los hechos. Otro comentó que "habían salido unas camionetas y dos carros y se toparon casi de frente con los federales en la Bario, ellos iban hacía el norte como rumbo al Centro y los polis también iban por la Bario, pero de norte a sur", acusó otro hombre. "Duró como 20 minutos, aquí y allá (Centro Anexo de Liberación y Adicciones y Alcance Victoria) al mismo tiempo. Dicen que en Alcance Victoria hay dos niñas lesionadas", atinó a decir un vecino. En Anexo de Liberación los sicarios ingresaron directamente a los dormitorios, ahí buscaron a sus víctimas y dispararon en repetidas ocasiones. A unas tres cuadras, hacía el poniente, una casa habilitada para el funcionamiento de centro Alcance Victoria fue rafagueda en el exterior y al parecer los matones también ingresaron en busca de sus víctimas, pero sólo encontraron al encargado --quien fue asesinado a unos 6 metros de la puerta principal del inmueble-- pues todos los internos habían salido a una convención. "Ellos estaban en la sala, ahí no llegaron los fulanos, sólo a los dormitorios. Esto está muy mal porque no sólo fue ese centro sino Alcance Victoria y pues no los dejan rehabilitarse", señaló la madre de un paciente de Anexo de Liberación. "Después de los balazos nos atrevimos a salir de las casas y vimos que salía humo de las paredes, los internos iban corriendo para todos lados, con sus bolsas en la mano. Las mujeres les gritaban que se esperaran, pero ellos ni les hacían caso", relató un vecino del sector. A bordo de una camioneta tipo Van, dos lesionados fueron trasladados al Hospital General; minutos más tarde paramédicos de la Cruz Roja se hicieron cargo del traslado de otros tres heridos al mismo nosocomio. Instantes después de la agresión, familiares de personas internadas en ambos albergues comenzaron a arremolinarse en la zona, en busca de sus seres queridos.
Show more
Photos From Other Sites